Si ya comenzaste a automatizar tu CeDis, mejor no sigas leyendo . . .

26 de Septiembre de 2019
Autor: Juan Arroyo
Categoría: Logística y Cadena de Suministro / Tecnología

La automatización no sólo es una solución operativa inmediata, sino que debe ser una solución para los objetivos estratégicos y financieros de la compañía ahora y en el futuro

En el artículo anterior, “¿Quién en su sano juicio…?”, algunas personas me preguntaron si mi intención fue convencer a los lectores de lanzarse a automatizar sus operaciones. Lo curioso es que otras personas me preguntaron exactamente lo contrario: ¿tu intención fue convencernos de evitar la automatización?

Ciertamente, trabajo en una empresa cuyo equipo de expertos se especializa en la implementación de soluciones para operaciones logísticas de distribución. En muchas de ellas, mas no en todas, hemos integrado equipamiento de alta tecnología para el manejo de materiales. De hecho, toda la empresa está organizada para disminuir los riesgos inherentes a implementaciones de este tipo y garantizar el éxito de la solución. Después de leer este párrafo quizás los otros que antes mencioné se pongan de acuerdo con los algunos que preguntaron al principio: claro, ¡quisiste convencernos de automatizar!

No se trata de convencer a nadie. Para ser explícitos y no dejar lugar a supuestos, el artículo pretende llevar la atención a los elementos claves para formarse un “sano juicio” y luego decidir, escoger, diseñar, con una perspectiva más amplia cuál es la solución técnica más apropiada. En ambos casos, automatizar o no automatizar, es lo peor que te puede pasar… por los motivos incorrectos. Y también, en ambos casos es realmente una fabulosa ventaja… cuando se hace por los motivos correctos.

En este artículo, quiero abrir la conversación no solo considerando las ventajas integrales que la introducción de tecnología puede ofrecer, sino los puntos importantes a la hora de estructurar un caso de negocios sólido para ello.

Walmart y Amazon ya ofrecen en México entregas en mismo día, incluso en horas, a través de diferentes vías de entrega a domicilio o recolección en tienda. Es un claro ejemplo de la presión por elevar la expectativa de los consumidores y clientes. Presión que se traduce a cómo adecuar la distribución de tus productos de manera sostenible tanto para tu empresa (márgenes y costos) y al mismo tiempo atractiva para tus clientes. Y no todos tenemos los recursos, experiencia y agilidad que tienen estas grandes empresas.

Más que nunca, la cadena de suministro es un diferenciador estratégico. La forma en que el negocio ve y aprovecha sus recursos de red y distribución tiene un tremendo impacto en los resultados y debe estar alineado con los objetivos estratégicos de la empresa.

El aumento cada vez más veloz del comercio electrónico cambia la forma en que las empresas hacen negocios. Necesitas que tu red de distribución (con una infraestructura que suele no ser óptima para el nuevo entorno) amplíe sus capacidades y rediseñe sus operaciones. Pides a tus gerentes y sus equipos que encuentren soluciones – a problemas muy diferentes - para competir con nuevas empresas de comercio electrónico y gigantes de la industria que compiten por una cuota de mercado.

Para reducir los tiempos de procesamiento de pedido y competir con la promesa de envío al día siguiente, tu empresa debe ir más allá de la mano de obra.

La automatización y la capacidad de servicio mejorada tienen el potencial de inclinar la balanza y ayudar a tu empresa a diferenciarse en un mercado muy competido. La automatización permite mejoras en las capacidades de servicio (velocidad, precisión), un mejor uso del espacio y, en última instancia, la capacidad de cumplir mejor las promesas de la marca.

Con la automatización, tu empresa puede reducir la dependencia del personal en tareas especializadas y lograr que sea más versátil o reasignarlos en tareas de más valor para tus procesos en el CeDis.

La automatización puede ayudarte a incrementar la velocidad con que procesas tus pedidos, la confiabilidad y la precisión, que es crítica de cara a tus clientes: dado que clientes y consumidores están rodeados de opciones, los pedidos retrasados o con errores pueden ocasionar pérdidas significativas.

La automatización también permite a las empresas utilizar mejor el espacio físico que tienen, al incrementar la densidad de flujo de mercancías como la densidad de almacenamiento. Muchas tecnologías automatizadas pueden aprovechar el espacio vertical, ahorrando los costos de agregar superficie (cada vez más costosa cuanto más cerca de los centros de consumo). A medida que el acortar la distancia de la última milla es más crítico, el tener un CeDis urbano es cada vez más valioso. La automatización plantea una forma de utilizar bienes inmuebles caros de manera más eficiente, y puede hacer viable ubicaciones antes impensables.

Para ti, en beneficio de tu empresa, la automatización no sólo es una solución operativa inmediata, sino que debe ser una solución para los objetivos estratégicos y financieros de la compañía ahora y en el futuro". En otras palabras, la automatización debe ser parte de una conversación estratégica más amplia entre una empresa, su junta directiva y otras partes interesadas.

Esto se debe a que el valor real de la automatización proviene de la integración de una solución global de extremo a extremo en la cadena de suministro - y no una solución operativa puntual - que combina las tecnologías correctas y el software avanzado en un diseño de operaciones que maximiza el caso de negocios comercial.

Al prepararte para desarrollar una solución para tu distribución, ten en cuenta lo siguiente:

Identifica las necesidades de tu negocio
Esto puede parecer obvio, pero puede tomar una cantidad significativa de trabajo determinar las necesidades comerciales que realmente importan hoy y a futuro. ¿Qué buscas impactar y cómo? ¿Cómo se traduce esto en resultados financieros? ¿Cuál es el nivel de inversión adecuado?

Identifica a las partes interesadas
¿Cuáles y/o quiénes son las partes interesadas? Debes involucrarlas a participar en el proceso desde el principio y asegúrate de que se centren en armar un caso de negocios que no sea ajeno o diferente de cómo tu organización ha visto otras inversiones en el pasado.

Aprende a hablar en el lenguaje que las partes entienden
Debes poder hablar con las partes interesadas en todos los niveles de su negocio. Asegúrate de conocer todos los beneficios y riesgos que tu empresa va a lograr con estas inversiones. Dado que no hay dos organizaciones que vean su caso de negocios de la misma manera, considera cuál es la apropiada para tu empresa, y la que entienden los diferentes directivos.

Divide la implementación en etapas
Piensa en fraccionar cualquier inversión en etapas. Esto te puede ayudar tanto a ti como a los demás directivos y a las partes interesadas a tomar decisiones para avanzar más fácilmente. También proporciona flexibilidad para adaptarte a los cambios de tu negocio a lo largo del tiempo.

Considera un programa piloto
Cuando implementes una solución puntual en un CeDis o en varios, considera un programa piloto para probar que tu solución funciona y que validan el caso de negocios que has montado antes de avanzar con inversiones más grandes.

Tomará tiempo lograr los resultados
Lograr resultados en proyectos de distribución tomará tiempo y compromiso de muchas personas y áreas. Por otro lado, para las empresas que se han embarcado en estos proyectos de la manera correcta, estos logros suelen ser sólidos y de alto impacto para su negocio. Ten en cuenta que tu proyecto seguramente estará siendo considerado junto a otros varios proyectos que compiten por los recursos de tu empresa. En ese contexto, las inversiones en la cadena de suministro y las capacidades de distribución suelen ser inversiones de alto nivel con períodos de retorno prolongados. Esto debe entenderse muy claramente dentro de tu organización y en particular dentro de tu equipo de cadena de suministro. Es posible que tu negocio no vea el impacto total de una inversión significativa durante los dos o tres años que siguen.

Cuanto más esperes para comenzar, más grande será el esfuerzo que necesites para ponerte al día con la competencia.

Es fundamental que los líderes de tu organización recuerden que invertir en automatización es más que un ahorro de costos. Para que esta frase se convierta en una verdad evidente para todos en tu empresa, tienes que preparar el camino y un buen comienzo es tomando en cuenta los puntos que has leído en este artículo.

Todas las decisiones que tomes para optimizar tu distribución van a afectar al resto de tu empresa, y para que sean un éxito debes alinear a todos los que participen en ello. No hay dos empresas – aun entre competidores - que tengan la misma visión, estrategia y tácticas, por ello es de suma importancia escoger las tecnologías de automatización correctas y adecuadas (tema para otro artículo) para estructurar un caso de negocios que realmente te funcione.

En última instancia, se trata de crear la capacidad de cumplir las promesas de tu empresa (y tu marca) para tus clientes hoy y en el futuro.

Acerca del Autor